Cuando un mal agente puede ser tu ruina (Caso Real)

Hoy os voy a explicar una historia, una historia de cómo un mal ASESORAMIENTO por parte de un Agente puede llevar a la ruina a unas personas honradas y trabajadoras, dando al traste con sus ilusiones, proyectos y futuro.

Nota: (los nombres que aparecen, así como las ubicaciones son inventados para proteger la privacidad de los implicados)


 

George y Michael llegaron a Sitges, como muchos extranjeros, de vacaciones. Después de disfrutar de sus maravillas en diversas ocasiones repetidas a lo largo de los años, planearon seguir con su futuro aquí.

Para ello, proyectaron abrir su propio negocio con los ahorros con los que contaban, sabiendo que, con esfuerzo, podría funcionar.

Una vez decidido el tipo de negocio (digamos que fué una Heladería Gourmet), se pusieron en contacto con una Agente, llamada “Milagros Pesetas”.

Élla, rápida, solícita, presta y desinteresadamente, les aseguró que tenía el local de sus sueños, donde su proyecto crecería y les daría el éxito y la tranquilidad que buscaban.

El local “solo” tenía un par de pegas:

  • había que hacerlo nuevo -pues estaba destrozado-,
  • que era un poco caro – obligaría a una altísima facturación.
  • y que estaba en una calle poco adecuada para el tipo de cliente al que encaraban el negocio (dato que, por supuesto, Milagros Pesetas no explicó).

Minucias, ¿verdad?

Extranjeros, y confiados, firmaron el contrato redactado por Milagros Pesetas y que revisó un amable abogado, dando el ok al inicio de su proyecto.

Milagros Pesetas les felicitó, eso sí, después de cobrar su factura.

¡Arrancamos las obras!

Los trabajos de reforma, más largos y más caros de lo esperado (sigh!), hicieron que George y Michael no pudieran abrir su Heladería Gourmet hasta bien entrada la temporada estival, perdiendo con ello a un buen puñado de clientes.

Y ¡Abrimos puertas!

Gente para arriba, gente para abajo, pero ¡Oh, misterio de la vida!, ninguna de esas personas -o muy pocas de ellas- entró a degustar los excelentes helados gourmet que G y M ofrecian.

Un mes, dos meses, tres meses… mesas vacias.“Ay, si hubieramos buscado otro local en una calle adecuada”– se lamentan G&M.

Hace unos días G y M decidieron poner fin, triste pero dignamente, a su Aventura Sitgetana.

Según aquel contrato que Milagritos les juró era seguro y les daba tranquilidad, hoy no pueden ni siquiera cerrar su local, porque DOS CLÁUSULAS les obligan, en caso de renunciar, a liquidar un alto importe “de multa” a la que no pueden hacer frente. La situación,

 


 

Han venido a hablar con nosotros en busca de consejo, y puesto que “toma la máquina del tiempo y vuelve a hace 12 meses” no me parce adecuado, solo les puedo recomendar que contraten a un excelente abogado.

Se nos antoja durísimo ver como un mal consejo -o una excelente concatenación de éstos- por parte de un MAL Agente Inmobiliario puede llevar a la más absoluta ruina económica y personal.

Todo por la pasta, Todo vale. No hay clemencia, no hay humildad, no hay bondad.

Hoy estamos tristes.

Nos vemos por Sitges!

 

NOTA DE DISCULPA Y CORRECCIONES:

QUEREMOS PEDIR DISCULPAS PÚBLICAMENTE A LA PROPIEDAD DEL LOCAL, PUES AL PARECER ESTE TEXTO SE HA ENTENDIDO COMO UN ATAQUE HACIA ELLOS, SUS ACTUACIONES O LA MISMA PROPIEDAD. EN NINGÚN CASO ERA ESTA LA VOLUNTAD, PUES TENEMOS CLARO QUE EN NINGÚN CASO ES RESPOSABILIDAD DEL ARRENDADOR EL ÉXITO O FRACASO DEL NEGOCIO, Y EN ESTE CASO, POR DESGRACIA, ASUMIRÁN CONSECUENCIAS QUE NO LES DEBERÍA CORRESPONDER, SIENDO IGUALMENTE -o incluso más si cabe- PERJUDICADAS.

POR SUPUESTO, NO ES INTENCIÓN ES HACER JUICIO DE VALOR NI PONER EN ENTREDICHO SU SITUACIÓN, Y ENTENDEMOS PERFECTAMENTE QUE SE PUEDAN HABER SENTIDO OFERNDIDOS POR EL TEXTO O LOS COMENTARIOS, Y POR ELLO CORREGIMOS AQUELLOS PUNTOS EN LOS QUE HEMOS FALTADO A LA VERDAD (DEBERÍAMOS HABER CONTRASTADO ANTES) O QUE PUEDEN LLEVAR A EQUÍVOCO:

  • DECÍAMOS QUE LA PROPIEDAD NO SE AVENÍA A NEGOCIAR UNA SALIDA: SEGÚN NOS INDICAN, NO ES CIERTO. CORREGIMOS Y PEDIMOS LA MAYOR DE NUESTRAS DISCULPAS POR PONER EN BOCA AJENA PALABRAS QUE NO HAN SIDO CONTRASTADAS.
  • NO SE COMENTABA (POR DESCONOCIMIENTO DE ELLOS) QUE LOS PROPIETARIOS HAN ASUMIDO GASTOS DERIVADOS DE CONSUMOS E IMPUESTOS, Y QUE ADEMÁS NO HAN RECIBIDO TODOS LOS PAGOS CORRESPONDIENTES. AHORA SE ENCUENTRAN SIN INGRESOS Y SIN LOCAL, LO CUAL ES LA PEOR DE LAS SITUACIONES PARA UN PROPIETARIO.
  • SE DECÍA QUE EL LOCAL ESTÁ EN UNA “CALLE POCO COMERCIAL”: nos referíamos respecto al tipo de negocio y el tipo de cliente al que iba encarado. La calle en la que está ubicada la propiedad cuenta con diversos negocios , muchos de ellos con una larga trayectoria y mucho éxito.

NO TENEMOS INTERÉS ALGUNO EN LOS HECHOS QUE HAN OCURRIDO (O QUE ESTÁN OCURRIENDO), NI ECONÓMICO, NI SOCIAL, PERSONAL O PARTICULAR. DE NINGÚN TIPO.

NO TENEMOS NADA PERSONAL, NI A FAVOR NI EN CONTRA, DE LAS PERSONAS INVOLUCRADAS: PROPIETARIOS, INQUILINOS Y AGENTES.

NUESTRA INTENCIÓN ÚNICA ERA EL PONER UN EJEMPLO DE LO QUE CONSIDERAMOS UN POBRE ASESORAMIENTO QUE, A LA POSTRE, HA RESULTADO EN UN GRAN DESEMBOLSO ECONÓMICO PARA INQUILINOS Y SOBRE TODO, PARA LOS PROPIETARIOS.

REITERAMOS NUESTRAS DISCULPAS PÚBLICAS Y A PETICIÓN DE LOS PROPIETARIOS, MANTENEMOS EL TEXTO CORREGIDO CON LAS CORRECCIONES Y LAS DISCULPAS