Pirata: Con Mi Cliente, NO

Empecemos por el principio: ¿Qué es un Pirata Inmobiliario? Facil y sencillo, aquel que trabaja ofertando sus servicios sin disponer de la formación, los registros legalmente necesarios (aiCat), y por no tener no cuenta ni con la “tutela” de un Broker.

Pirata no es el que trabaja desde un piso, sin oficina a pie de calle. Pirata no es el que sólo tiene una web. Pirata no es aquel que se pasea todo el día y trabaja desde una cafetería con su móvil. No.

Pirata es aquel (o aquella), que en un alarde de valentía, se RESPONSABILIZA de la venta de TÚ PROPIEDAD sin disponer de los medios ni la preparación necesaria para ello.

El Inmo-Sparrow, como a mi me gusta llamarle, trabaja en una clandestinidad a la vista de todos, publicita como particular a cambio de embolsarse una “comisión” que tu le pagarás por un servicio que hace sin saber ni deber. (aquí puedes ver lo que dice la Ley al respecto)

¿Sabes que es lo más divertido de todo? Ver como muchos de los propietarios que trabajan con esta… “gente”, después se echan las manos a la cabeza por los Top-Manta, porque los Partidos se financian ilegalmente, porque Fulanito le hizo un desfalco a Menganito (“que lo he visto en el Sálvame Delux”), y después, para “ahorrarse 4 duros”, prefieren trabajar con alguien que no les da garantías de ningún tipo, y al que, sí hay un problema, a ver en que esquina lo encuentras para pedirle responsabilidades.

Por eso en FACTOR IMMOBILIARI lo tenemos claro:

NO COLABORAMOS CON PIRATAS.

Si “tienes un cliente al que le interesa un piso”, y eres Profesional Inmobiliario, bienvenido. Contigo voy a compartir toda mi cartera, sea o no sea exclusiva, sea como sea, porque a mi me han contratado para que Venda una propiedad con dedicación y responsabilidad, y a ti, tu cliente te habrá encomendado lo propio.

Ahora… si eres un Pirata cualquiera, OLVÍDATE. No en mi casa, no con mi cartera y mi base de datos, pero, sobre todo, NO CON MIS CLIENTES.

OJITO: ¿Qué puede suponer para ti, como vendedor, trabajar con un Pirata?

  • No puede acreditar su experiencia ni formación de forma alguna. Solo te puede vender humo.
  • No dispone de Polizas de Caución ni de Responsabilidad Civil, y solo eso, para empezar, parece lo suficientemente importante como para no dejarle que toque importes en una de las operaciones económicas más importantes para el común de los mortales. Si te la lía ¿A quien le reclamas?.
  • Te puede meter en un follón legal de tres pares de coj...narices, por redactar contratos sin base, por realizar prácticas ilegales en las que tú eres responsable únnico, con los costes que ello puede acarrear.
  • No vas a poder “desgravar sus servicios”: a la hora de liquidar la Plusvalía Fiscal (IRPF), y no poder tener una factura que acredite que ese importe se relaciona con la venta, no lo podrás computar como gasto derivado de la Compraventa. Es decir, no te va a salir más barato.

lo barato sale caro¿Quieres más? Podemos seguir con la lista…

Unos cuantos ejemplos con un denominador Común:

Cliente 1:  1 año el piso a la venta y MULTA por publicitar la vivienda sin el Certificado Energético.

Cliente 2: Juicio a la vista por realizar un contrato de Arras Confirmatorias disfrazadas de Documento de Reserva.

Cliente 3: Propietario que se ha tenido que hacer cargo del pago del ITP de un alquiler, pues el Sparrow no había tenido eso en cuenta, y claro…

Cliente 4: Atraco en vivienda por parte de “clientes” que fueron a ver aquel piso… Sin saber su nombre, DNI,… Sin control.

¿Adivinas el punto en común?

En definitiva, nos negamos rotúndamente a involucrar en el proceso de CompraVenta de tu vivienda a alguien que, en el mejor de los casos, no hará nada productivo, y en el peor de estos casos, acabará en un largo juicio.

No, para nuestros clientes no queremos eso, lo sentimos.

Y como propietario, NO SUFRAS! Si ese cliente que te promente el Sparrow, comprador, millonario, super interesado y que está deseando comprar tu vivienda y solo la tuya…es real, no dudes que va a encontrar tu vivienda, porque:

  • Generamos contenido de calidad para la promoción de tu vivienda.
  • Porque publicamos en los principales portales nacionales e internacionales.
  • Porque disponemos de una red de colaboradores habituales (MLS y Colaboradores Externos) de más de 65 Agencias.
  • Porque colaboramos con Agencias locales, comarcales, nacionales e internacionales de forma puntual.

O sea que, si quiere tu vivienda, tranquilo, va a llegar a ella, se la vamos a enseñar, y si le gusta,

vamos a defender tus intereses y a hacer que todo llegue a buen puerto con la tranquilidad y la seguridad de trabajar con profesionales.


 

Nos vemos por Sitges!

Yo no tengo prisa para vender, eh?

 

“Yo no tengo prisa para vender, eh?” El 110% de los propietarios*, antes o después, durante las entrevistas iniciales que tenemos con ellos, te hacen este comentario. Incluso algún cliente, amenazado de ejecución -hipotecaria, eso sí- de forma inminente, nos ha dicho “la frasecita”.

¿Alguien nos puede explicar que es “tener prisa para vender”? Me recuerda mucho a esa frase tan de moda en programas de citas exprés “Yo soy muy amigo de mis amigos”. Ole tú (inserta aquí una “sevillana” del whatsapp).

Entendemos que “Tener prisa por vender” en ocasiones puntuales y determinadas se traduzca en una urgencia de tipo económico – necesito vender para conseguir liquidez / evitar un embargo-, o quizás sea el primer paso para un futuro proyecto -vender para comprar-. Seguro que si hacemos una sesión de brainstorming sacamos unos cuantos ejemplos…

Pero pregunto:¿Por qué le llamamos amor cuando queremos decir sexo? Es decir, por que los propietarios no son capaces de decir lo que en realidad piensan, y que en la gran mayoría de casos es: “Al loro con que precio me das, porque yo tengo unos mínimos de los que no pienso bajar”, ¿cómo vamos a ayudarte?

Pues querid@, la diferencia NO ES VENDER LENTO o VENDER RÁPIDO. La diferencia es VENDER O NO VENDER.

Nota: Aquí tienes un buen artículo sobre cuanto se tarda de media en vender una vivienda por provincias.

Lo que tenemos claro es que todo aquello que no está “En Precio”, no se vende.

 

Verdades Batman

Te volvemos a poner esta imagen de una entrada anterior por que sabemos que a BATMAN SI LE HACES CASO

Entonces, si lo que como propietario pretendes es entrar al mercado a un precio desorbitado, para tantear, y una vez todo el mundo se haya cansado de tu propiedad empezar a moverla… está bien que no tengas prisa, porque vas a tardar muchíiiiiisimo en obtener resultados.

Hay un montón de agentes especializados en “Propietarios sin prisa: su labor consiste en poner un anuncio con el precio que tu quieras y que, por comparación, tu vivienda les sirva para vender la otra que tienen y que es más interesante. Cero Seguimiento, Cero Planificación de Venta, Cero Implicación, y algún buen resultado para ellos. Adelante, corre y dale tu propiedad, que son baratos!!!

Nuestra recomendación es que

SI NO TIENES PRISA, ¡¡¡¡NO VENDAS!!!!!

Sin embargo, si lo que quieres es obtener el mejor precio que podrías obtener a día de hoy, ponte en manos de alguien que te asesore, revise tu caso, tu situación y sepa adaptar las herramientas al caso concreto.

No dejes tu propiedad en manos del más barato, confíala al que más se preocupe por ti.

 

Nos vemos por Sitges!

 

(* 110% porque algunos te lo repiten varias veces. Estos son los que después más prisas tienen)

Hamburguesas en un Restaurante Italiano

Nunca he pedido hamburguesas en un restaurante italiano…Y tú, ¿cómo pides cuando vás a un restaurante?

Estoy deseando ver una situación como la que sigue (imaginemos que estamos en… por ejemplo, un Rte. italiano):

-Camarero: Buenos días, ¿saben ya lo que van a tomar?

-Cliente: (sin saludar, sin mirar a la cara) Me vas a poner para mi un Arroz con Bogavante, para los nenes dos hamburguesas Tex-mex, y creo que mi esposa, que está acabando de decidir si comemos aquí o no, quiere una copa vacía para ir sirviéndose el vino que hemos traido de casa (trae la cubitera bien llenita, ok?).

-Camarero: Pero señor, esto es un restaurante ital…-

-Cliente: Ves preparándolo y si cuando vengas a traerlo estamos en la mesa, comeremos aquí. Por todo esto que te he pedido te vamos a pagar 15€ (y no me cobres el IVA), que es lo que vale en el McBurguer de enfrente!

-Camarero: …

-Cliente: ah, y rapidito, haz lo mio antes que lo de esos clientes – que tenían reserva – que hemos quedado. ¡Venga! no te quedes mirándome!

 

Qué ¿Te parece normal? ¿o -espero que así sea- te “cruje” el cerebro cuando imaginas una situación así?

Reflexionando

Entonces ¿por qué, cuando vamos a solicitar los servicios de un ASESOR INMOBILIARIO, nos empeñamos en marcarle nosotros los parámetros básicos con los que tiene que trabajar –te doy mi piso, sin documentación, te pago “la comisión” que yo digo…pero haz todo lo que sepas por mi sin firmarte nada-, sin ni siquiera interesarnos por “su menú”?

La respuesta es sencilla: los propios inmobiliarios tenemos la culpa. La gran mayoría no tienen una CARTA de SERVICIOS. La gran mayoría no disponen de una TABLA de PRECIOS de estos servicios.

Porque como clientes no llegáis a percibir los beneficios y el valor añadido que todo ello supone para vosotros cuando de vender una propiedad se trata. Y eso, queridos mios, sólo es culpa nuestra.

Cito textualmente un comentario del compañero Jose María Alfaro en el grupo Reflexiones del Mundo Inmobiliario en Facebook:


 

Matrix

“REACTIVO Ó PROACTIVO.
Firmar una exclusiva de venta por recomendación de un amigo o antiguo cliente y anunciar el piso a un precio muy atractivo, esperando a que te lleguen los contactos, para pasar una oferta “aseadita” y delegar después en tu contacto del banco o en tu jefa/jefe, para que se encargue de preparar escrituras, es algo que prácticamente cualquiera sabe hacer.

Ayudar a vender al mejor precio posible, definiendo y ejecutando, proactivamente, un buen plan de venta y marketing, registrando y supervisando resultados periódicamente, gestionando contactos compradores, informando al propietario y negociando con firmeza, sin embargo, no está al alcance de todo agente.

La diferencia no está tanto en el método y en las herramientas, la diferencia está, principalmente, en tus aptitudes, en tu afán de superación y en tu motivación.

La clase de Agente que tú seas o de la que tú te rodees, será determinante en la eficacia de tu negocio. TU DECIDES”


 

Es decir, debemos hacer un esfuerzo real por adaptar nuestras herramientas al mercado, al cliente (el propietario) y a la propiedad. Y así, quizás, conseguiremos mejorar la percepción que tenéis de los inmobiliarios. Y ser honesto, claro y transparente delante de los clientes es algo que no es negociable.

Entendemos que, al igual que hay cliente para todo tipo de restaurante, hay cliente para todo tipo de inmobiliaria. Pero

si lo que buscas es alguien que se preocupe por ti, por tu situación, y por ayudarte EFECTIVAMENTE, aquí nos tienes.

 

Por cierto: escribiendo esta entrada hemos descubierto que existen las hamburguesas de Spaghetti… alucinante! http://bfy.tw/7ZvP

 

Nos vemos por Sitges!