Hamburguesas en un Restaurante Italiano

Hamburguesas en un Restaurante Italiano

Nunca he pedido hamburguesas en un restaurante italiano…Y tú, ¿cómo pides cuando vás a un restaurante?

Estoy deseando ver una situación como la que sigue (imaginemos que estamos en… por ejemplo, un Rte. italiano):

-Camarero: Buenos días, ¿saben ya lo que van a tomar?

-Cliente: (sin saludar, sin mirar a la cara) Me vas a poner para mi un Arroz con Bogavante, para los nenes dos hamburguesas Tex-mex, y creo que mi esposa, que está acabando de decidir si comemos aquí o no, quiere una copa vacía para ir sirviéndose el vino que hemos traido de casa (trae la cubitera bien llenita, ok?).

-Camarero: Pero señor, esto es un restaurante ital…-

-Cliente: Ves preparándolo y si cuando vengas a traerlo estamos en la mesa, comeremos aquí. Por todo esto que te he pedido te vamos a pagar 15€ (y no me cobres el IVA), que es lo que vale en el McBurguer de enfrente!

-Camarero: …

-Cliente: ah, y rapidito, haz lo mio antes que lo de esos clientes – que tenían reserva – que hemos quedado. ¡Venga! no te quedes mirándome!

 

Qué ¿Te parece normal? ¿o -espero que así sea- te “cruje” el cerebro cuando imaginas una situación así?

Reflexionando

Entonces ¿por qué, cuando vamos a solicitar los servicios de un ASESOR INMOBILIARIO, nos empeñamos en marcarle nosotros los parámetros básicos con los que tiene que trabajar –te doy mi piso, sin documentación, te pago “la comisión” que yo digo…pero haz todo lo que sepas por mi sin firmarte nada-, sin ni siquiera interesarnos por “su menú”?

La respuesta es sencilla: los propios inmobiliarios tenemos la culpa. La gran mayoría no tienen una CARTA de SERVICIOS. La gran mayoría no disponen de una TABLA de PRECIOS de estos servicios.

Porque como clientes no llegáis a percibir los beneficios y el valor añadido que todo ello supone para vosotros cuando de vender una propiedad se trata. Y eso, queridos mios, sólo es culpa nuestra.

Cito textualmente un comentario del compañero Jose María Alfaro en el grupo Reflexiones del Mundo Inmobiliario en Facebook:


 

Matrix

“REACTIVO Ó PROACTIVO.
Firmar una exclusiva de venta por recomendación de un amigo o antiguo cliente y anunciar el piso a un precio muy atractivo, esperando a que te lleguen los contactos, para pasar una oferta “aseadita” y delegar después en tu contacto del banco o en tu jefa/jefe, para que se encargue de preparar escrituras, es algo que prácticamente cualquiera sabe hacer.

Ayudar a vender al mejor precio posible, definiendo y ejecutando, proactivamente, un buen plan de venta y marketing, registrando y supervisando resultados periódicamente, gestionando contactos compradores, informando al propietario y negociando con firmeza, sin embargo, no está al alcance de todo agente.

La diferencia no está tanto en el método y en las herramientas, la diferencia está, principalmente, en tus aptitudes, en tu afán de superación y en tu motivación.

La clase de Agente que tú seas o de la que tú te rodees, será determinante en la eficacia de tu negocio. TU DECIDES”


 

Es decir, debemos hacer un esfuerzo real por adaptar nuestras herramientas al mercado, al cliente (el propietario) y a la propiedad. Y así, quizás, conseguiremos mejorar la percepción que tenéis de los inmobiliarios. Y ser honesto, claro y transparente delante de los clientes es algo que no es negociable.

Entendemos que, al igual que hay cliente para todo tipo de restaurante, hay cliente para todo tipo de inmobiliaria. Pero

si lo que buscas es alguien que se preocupe por ti, por tu situación, y por ayudarte EFECTIVAMENTE, aquí nos tienes.

 

Por cierto: escribiendo esta entrada hemos descubierto que existen las hamburguesas de Spaghetti… alucinante! http://bfy.tw/7ZvP

 

Nos vemos por Sitges!

 

Escribir comentario

Your email address will not be published.